Javier García, Joyas y diamantes

Los diamantes naturales. Origen, calidad y autenticidad.

diamante autentico anillo

El diamante posee unas características únicas que hacen que, sin duda, sea una de las gemas más preciadas para la alta joyería. Según su definición, se trata de “carbono puro, cristalizado en el sistema cúbico de forma holoédrica, diáfano, de gran brillo, generalmente incoloro”. El diamante en bruto es aquel que está todavía sin tallar y es, una vez tallado, cuando se considera apto para su uso en joyas.

Su proceso de formación requiere de unas condiciones extremas: entre la corteza terrestre y el manto, a temperaturas de más de 2.000ºC, con niveles de presión de hasta 5.000 atmósferas y todo ello en un período que transcurre durante millones de años, en los que se mantienen bajo estas condiciones.

Se sabe que emergieron a capas más superficiales mediante erupciones volcánicas que los depositaron en los yacimientos que más tarde se han ido encontrando. Hasta el siglo XVIII era la India el único productor de diamantes conocido, siendo en el 1728 cuando se descubrieron yacimientos en Brasil y más de cien años después en el sur de África.

En un principio, los diamantes se emplearon solamente pulimentados, sin tallar, utilizándose incluso en la decoración de ciertos objetos como pequeños cofres, saleros y utensilios varios. Es con los avances logrados en la talla de las gemas cuando se empieza a extender su uso en la joyería, transmitiéndose esta práctica desde la antigüedad hasta la edad media, época en la que se conoce la existencia ya de joyas adornadas con diamantes, pertenecientes al inventario de Carlos V de Francia.

Hacia finales del siglo XVII la literatura identifica al veneciano Vincenzo Peruzzi como el autor de la primera talla en brillante, con 56 facetas y una tabla. Gracias a su corte único se logra una dispersión que hace del diamante una obra maestra en sí misma, siendo este tipo de talla utilizado todavía para las piedras más valiosas.

Es ya en 1919 cuando aparece la talla brillante moderna, año en que, Marcel Tolkowsky, miembro de una familia judía de talladores de diamantes con origen en Polonia, publica su estudio teórico. Gracias a esta publicación, Tolkowsky es reconocido como el “padre” del moderno corte de diamante en brillante redondo. En él se establecen las bases y los cálculos matemáticos necesarios para que la luz, que entra por la corona del diamante, viaje refractada por el interior a través del pabellón y salga nuevamente al exterior refractándose, de forma que el diamante presenta el máximo brillo y dispersión.

Otro tipo de tallas utilizadas actualmente son la talla Princesa, Marquise o Navette, Perilla o Lágrima, Oval o Corazón. Para saber con más detalle sobre tipos de tallas pulsa aquí

Cómo distinguir la calidad y autenticidad de un diamante

Gracias a la elaboración a nivel internacional de normas y estándares de calidad, el diamante se distingue por la posibilidad de clasificación en diferentes categorías según sea de mayor o menor valor y pureza.

Las características que nos determinarán la calidad del diamante se resumen en lo que se conoce como las 4C’s, por las iniciales de su nomenclatura en inglés: Carat, (quilate, el peso), Clarity (Pureza), Color y Cut (Talla). Se habla también de una quinta C, el Certificado, que correspondería al documento que elaboran los laboratorios de certificación oficial y que determinará la calidad del diamante y en consecuencia su valor.

Es aquí donde entra en juego la profesionalidad y pericia de su joyero experto, que le podrá asesorar sobre la valoración y certificación de los diamantes que desee comprar. En Javier García somos joyeros especialistas en valoración y tasación de diamantes, siendo que nuestras joyas están elaboradas principalmente con diamantes de las mayores calidades existentes en la escala internacional de pureza (F / IF/ VVS/ VS/ SI/ P 1-2-3), así como de gama de color de escala G o superior.

Los principales laboratorios a nivel internacional con los que trabajamos en Javier García, son:

  • GIA, Gemological Institute of America, originaria de Estados Unidos, posee diferentes oficinas por todo el mundo y es uno de los laboratorios más reconocidos.
  • HRD Antwerp, Hoge Raad voor Diamant, de origen belga, nacida a partir de The Antwerp World Diamond Center (AWDC), fundación privada y una de las principales autoridades de hoy en la certificación de diamantes.
  •  AGS Laboratories, American Gem Society, con sede en Las Vegas, se estableció para respaldar a la American Gem Society Mission y como una empresa certificada por el Consejo de Joyería Responsable (RJC), norma internacional sobre prácticas comerciales responsables para diamantes, oro y platino.
  • IGI, International Gemological Institute, establecido en Amberes en 1975, posee oficinas en diversos países. Los certificados de IGI brindan también total garantía y confianza al comprar o vender diamantes, gemas y joyas.
  • EGL International Gemological Laboratories, su oficina principal está ubicada en el corazón del distrito de diamantes de Nueva York desde 1977, contribuyendo a establecer continuamente los estándares de calidad como líderes de la industria del diamante.
Garantía de calidad por los mejores certificadores de diamantes
© 2018 - Todos los derechos reservados
Usamos cookies
De acuerdo Más info