Javier García, Joyas y diamantes

El anillo de compromiso

anillo compromiso diamante

En estas fechas quizás estés pensando que es el momento ideal para hacerle el regalo más especial a tu pareja, aquel con el que sorprenderle y al mismo tiempo declararle tu amor incondicional, el inicio oficial de a una nueva vida juntos, el anillo de compromiso.

Un regalo tan especial como el anillo de compromiso es definitivamente una decisión importante cuando nos planteamos el tan deseado “sí quiero”. Y es que, al ser la representación de una promesa y una joya que se llevará puesta siempre, su aspecto, material, forma, e incluso, su peso, son elementos a tener en cuenta en el momento de escogerlo. En esta sección vamos a darte algunas claves para que este proceso sea todo un éxito.

¿En qué dedo se lleva el anillo de compromiso?

El primer aspecto a tener en cuenta es en qué dedo se va a llevar el anillo, dado que esto condicionará la forma y el tamaño del mismo. Lo más habitual es llevarlo en el dedo anular, una tradición que se mantiene en muchísimos países de costumbres más occidentales y que tiene su origen en la antigüedad.

Se sabe que los egipcios entregaban anillos a sus esposas para que su amor quedase sellado en ellos y no escapase por la punta de sus dedos. Existía la creencia de que tenemos una arteria que va desde el corazón hasta el dedo anular, la llamada la “vena Amoris”, que significa la “vena del amor”.

Esta tradición milenaria se transmitió desde el antiguo Egipto hasta los romanos, quienes daban un anillo tanto a la futura esposa como al padre ésta, como símbolo de compromiso y permanencia. Los anillos de las prometidas solían tener una pequeña llave que abría alguna caja con objetos muy importantes para la familia.

Este simbolismo de la pedida de mano se fue extendiendo también tanto en la religión judía como en la cristiana y se sigue manteniendo en la actualidad.

La creencia de la “vena Amoris” ha condicionado que habitualmente haya quien prefiera llevar los dos anillos (el de pedida y el de matrimonio) en el mismo dedo de la mano izquierda, aunque también hay personas que llevan uno en cada mano, e incluso hay países donde el de pedida se coloca en la mano derecha.

Este factor es importante a la hora de elegir el anillo, ya que dependiendo del tipo de banda que tenga, permitirá luego una mejor combinación con la futura alianza de matrimonio. En nuestra sección de anillos encontrarás una gran variedad de formas y diseños para combinar con el que luego será la alianza de matrimonio.

El diamante en el anillo de compromiso

Es tradicional que el anillo de pedida contenga un diamante, que puede tener diferentes medidas y formas, pero que se incluye siempre como símbolo de eternidad y amor infinito, dado que el diamante es prácticamente una piedra indestructible, de gran durabilidad y belleza.

En Javier García somos veteranos en el diseño y creación de joyas de compromiso de máxima calidad y de diseños exclusivos, todo ello con diamantes certificados por los principales organismos internacionales.

Nuestra experiencia nos permite, además de ser innovadores, poder ofrecer las mayores garantías de éxito para que la joya elegida sea un acierto. Desde el tipo de engaste del diamante, que permitirá que la piedra luzca con mayora intensidad, el tamaño y su forma, hasta el tipo de banda con que la pieza esté realizada, harán que ese anillo de pedida sea el ideal para los gustos de tu pareja.

En nuestra compañía solo trabajamos con diamantes naturales, certificados y garantizados, escogidos por su brillo máximo y dentro de las más altas escalas de pureza. Nuestra calidad excelente en la talla del diamante garantiza además como resultado un brillo espectacular.

Qué diseño es mejor para el anillo de compromiso

El diseño del anillo debería adaptarse lo mejor posible a los gustos de tu pareja y su personalidad. Uno de los diseños más habituales para el anillo es el de tipo solitario, donde se da protagonismo a una sola piedra que por lo general es un diamante, aunque también es tendencia el uso de otras gemas como las aguamarinas o zafiros.

Otra opción que suele gustar mucho para el anillo de pedida es la media alianza de diamantes o la alianza completa. La media alianza cuenta con una hilera de diamantes que cubre la mitad superior y la completa está totalmente rodeada de diamantes. Habitualmente están engastados mediante grapas o en carril, siendo el efecto entre una u otra opción totalmente diferente. El engaste mediante grapas da mayor protagonismo a las piedras dado que la sujeción favorece que éstas resalten al máximo. El engaste mediante carril muestra también al máximo el brillo de los diamantes, pero al mismo tiempo los protege mucho más de posibles golpes, ya que ninguna arista queda expuesta.

En Javier García solo elegimos gemas auténticas que cumplen con unos estándares de calidad de forma que nuestros anillos guardan una misma uniformidad tanto en brillo y calidad como en durabilidad. Además te asesoraremos de cuál es la opción que mejor se adapta al estilo de tu pareja.

Garantía de calidad por los mejores certificadores de diamantes
© 2018 - Todos los derechos reservados
Usamos cookies
De acuerdo Más info